• No hay productos en el carrito.

“El rol de la Doula con las mujeres que acompañamos, es facilitar el descubrimiento del poder de la mujer para parir. Resignificar, desaprender, de-construir el proceso del parto. Hacer del parto un suceso cotidiano. Proteger el proceso natural de la occitocina. 

El rol de la Doula es ser guardiana del encuentro entre la madre y su hijo. La Doula protege, da paz, es una figura de confianza, con delicadeza, siendo una doula informada, con sensibilidad para cada mujer, empatía y confianza, dar a cada mujer lo que necesita y seguridad; acompaña a la mujer en sus elecciones. Ser la memoria, para que suceda lo que ella quiere, intentando facilitar el proceso previo de reconocimiento de sus reales y constructivos deseos. La Doula no crea estereotipos del parto perfecto. 

Propiciar el despertar de las mujeres hacia el conocimiento de su cuerpo y su sexualidad. Las mujeres pueden alcanzar plena confianza en sus cuerpos y en su ser ya que ahí están todas las respuestas y capacidades innatas de gestar, dar a luz, criar y autosanarse. Informar, y a través de la información, quitar los miedos.   

Desde el punto de vista histórico, algunas afirman que “la doula ha emergido en este mundo moderno para recordar aquellos roles olvidados, aquello simple, pero a la vez esencial en la vida de los seres humanos. Acompaña a la mujer en su proceso de maternidad cumpliendo el rol que antiguamente ocupaba la comadre, ayudándola, sirviéndola, permitiéndole estar con su cría mientras ella se ocupa de lo mundano…”.

 Empoderar tanto a la mujer, que finalmente la Doula desaparezca.  

La Doula deja la historia personal de lado a la hora de acompañar, no traspasa las propias ideas en el parto, se vacía internamente y se acopla a lo que la madre y el hijo necesitan a lo largo de todo el proceso. Todo lo mencionado a través  de una entrega incondicional, pero limitada, porque el parto le pertenece a ella. Si otra vez se refuerza la idea de acompañar, pero sin sustraer el parto a la mujer que va a parir, ese instante es de la gestante,  a veces este principio exige desligarse del ego. 

La Doula es un actor en transición, actor magnético en este proceso de volver al origen. La Doula entrega la información necesaria para que la mujer tome decisiones sobre su parto y puerperio en forma informada.” 

Desde esta visión integrativa, espiritual, amorosa y conciente de los ritmos de cada mujer y su proceso,  es dónde iniciamos el viaje de reconocimiento, de autoexploración en la que junto con el padre u acompañante se va potenciando y abriendo paso a este camino sagrado.

«La Doula, un apoyo emocional para la mujer en gestación».

El Programa de acompañamiento en gestación está compuesto de:

Sesiones Prenatales

Las sesiones de asesoría prenatal tienen como objetivo entregar a las mujeres gestantes instancias de información y reconexión con su proceso de gestar, parir y de puerperio de una manera más consciente de sus propias necesidades y de las necesidades de su bebé. A modo de acompañamiento psicoafectivo y espiritual es que se desarrollarán estas sesiones profundizando también en sus propias historias y procesos internos, teniendo como propósito la sanación, el empoderamiento y la fuerza para decidir sobre su cuerpo y proceso.


 I- Reconocimiento y liberación de creencias:

Cuando miramos, reconocemos y aceptamos nuestra herida, miedo y dolor, damos paso a la sanación de éstas.  Esta sesión tiene como finalidad reconectar con esas estructuras mentales, bloqueos, obstáculos, pensamientos limitantes, heridas transgeneracionales, con la o las cuales aplicaremos visualizaciones, afirmaciones, y meditaciones que permitan la limpieza profunda y asimismo la incorporación del aspecto positivo, en pro del empoderamiento, la claridad y fuerza de la mujer para llevar adelante el proceso, en amor propio, conexión, sabiduría, en el ser Mamífera.  Elaboración de preparado floral.

II- Creación de Plan de Parto:

Mediante la visibilización de las diferentes opciones que existen en torno al trabajo de parto, parto y postparto, ya sea en casa o en servicio de salud, realizamos una evaluación de cuáles son los anhelos reales de la madre y se le entregarán herramientas para la creación  del plan de parto que permitirá la comunicación entre la madre y quienes la acompañen en el proceso. Para introducirnos en esto es necesario profundizar en algunas preguntas:

  • ¿Cuáles son mis necesidades básicas? 
  • ¿Cuáles son las prioridades para mi parto?
  • ¿Cómo sería y cuáles son las características del lugar del nacimiento?
  • ¿Quiénes estarían allí?

III- El dolor en el parto 

  • La nueva mirada del dolor del parto.
  • Métodos para disminuir / acompañar el dolor durante el trabajo de parto.
  • Usos del rebozo, aromaterapia, infusiones, ejercicios, masajes, hierbas, puntos de presión, vocalizaciones.

IV- Sesión en parejas/acompañante significativo

  • Ejercicios de  Yoga prenatal para parejas
  • Conversatorio, aclaración de dudas, preparación para el nacimiento.
  • Entrega de flores de Bach de preparación para el parto para la gestante y la pareja o acompañante (opcional) 

Acompañamiento en Parto:

La Doula en el parto asiste, resguarda, protege la Occitocina, para que la mujer pueda vibrar en ella, en confianza, intuición, animalidad. La Doula contiene el espacio a nivel energético, físico y espiritual para generar este ambiente que la mujer madre requiere, siempre en conocimiento de sus necesidades, anhelos, de una forma intuitiva y sutil va nutriendo, a veces activamente y otras más pasivas dependiendo de cómo va sintiendo a la parturienta. Se aplican técnicas de alivio del dolor en caso de que sea necesario, tales como masajes con aceites, aromaterapia, uso del rebozo, cantos, respiraciones, etc. En caso de parto en el hogar, las familias pueden decidir estar con Matrona/ partera y Doula como también estar solo con la Doula, en éste último caso las familias son las responsables de informarse de los procedimientos en parto y post parto tales como higiene del espacio, corte del cordón, asistencia al bebé, etc. La Doula no realiza intervenciones médicas.  

Medicina Placentaria:

Arte, Rito y Medicina de la Placenta: La placenta es un órgano único e irrepetible, se gesta con el bebé y termina su vida en el nacimiento. Posee una rica variedad de vitaminas  y si tomamos conciencia de ello es que al consumirla en el post parto se transforma en Medicina pura para la mujer y su familia. Algunos de los preparados son: Batidos, microdosis (en post parto inmediato), cápsulas, aceites, cosmética, Parches curativos, tintura madre, Impresiones, Atrapasueños, Ceremonia de ofrenda a la Tierra.

Todo esto se puede ir modificando según las necesidades de la mujer  y su familia.  

La Doula

UNA DULCE COMPAÑÍA

Un Comentario

  1. test

    test